Valores correctos de la urea

Valores correctos de la urea

La urea es considerada un residuo de la desintegración de las proteínas presentes en el torrente sanguíneo, el cual está sumamente relacionado con la dieta que llevamos.

Por lo general, nuestros órganos renales se encargan de filtrar la urea en la sangre, pero cuando existe un problema que afecta su correcto funcionamiento, se filtra una menor cantidad de este desecho y sus niveles en nuestro organismo suelen incrementarse.

¿Cuáles son los niveles normales de urea en la sangre?

Se estima que los niveles regulares de urea en la sangre deben estar entre 22 y 46 mg/dl. Un incremento exagerado de este desecho puede traer como consecuencia dolores estomacales, náuseas y vómitos, y, en situaciones extremas, pueden llegar a alterar el nivel de conciencia del paciente.

Un examen de sangre puede revelar la cantidad de urea en el organismo y ayudar a conocer si existe un déficit en el funcionamiento de los riñones y, especialmente, si el paciente padece insuficiencia renal.

¿Cómo mantener los valores correctos de la urea?

Como ya hemos dicho, la dieta es un factor que influye enormemente en los niveles de urea, por lo que ciertos cambios en la alimentación pueden ayudar a estabilizar su presencia en la sangre. Sin embargo, es importante acudir a un especialista médico que evalúe las analíticas sanguíneas y pueda recetar el tratamiento adecuado.

Algunas de las medidas que podemos tomar para garantizar niveles estables de la urea son:

  • Beber suficiente agua para mantenernos hidratados, ya que esta sustancia ayuda a eliminar las toxinas y residuos que el cuerpo no necesita, incluida la urea.
  • Reducir el consumo de productos altos en proteínas, como las carnes rojas, embutidos, leche y sus derivados, y pescados como el atún, el bacalao y la merluza.
  • Controlar la ingesta de minerales como el fósforo, el sodio y el potasio.

Mantener los niveles correctos de la urea es indispensable para garantizar una buena salud, y una alimentación balanceada puede ser la clave para lograrlo.

 

Puntúa este post

Deja un comentario