CONSECUENCIAS DE TENER UREA BAJA


Por si no lo sabes, la urea es un residuo natural que se deriva del metabolismo de las proteínas, el cual es expulsado de nuestro organismo a través de la orina.

Al igual que ocurre con el resto de las sustancia en nuestro cuerpo, es indispensable controlar sus niveles para garantizar una buena salud, ya que tener una urea baja podría indicar la presencia de problemas hepáticos, daños renales, desnutrición, entre otras complicaciones.

¿Cuáles deben ser los valores normales de urea en la sangre?

En primer lugar, debemos conocer cuáles son los niveles correctos de urea en la sangre, los cuales corresponden a una cifra entre 3 y 7.5 mmol/L en los hombres, y a un valor entre 2.5 y 7 mmol/L en las mujeres.

Todo resultado que se halle por debajo del rango establecido se considera una señal de hipoazoemia o urea baja, lo cual puede deberse a problemas hepáticos, cuadros de sobrehidratación, entre otras causas.

¿Qué consecuencias implica tener una urea baja?

En líneas generales, la urea es solo un parámetro cuyo análisis permite conocer el buen o mal funcionamiento de los riñones. En tal sentido, no existen mayores consecuencias que puedan derivarse de tener una urea baja, ya que la hipoazoemia no es considerada una enfermedad, sino más bien un indicador de posibles patologías o enfermedades subyacentes.

Algunas de las complicaciones que se relacionan con una urea baja son:

  • La acromegalia.
  • La celiaquía.
  • La eclampsia.
  • La necrosis hepática aguda y subaguda.
  • La insuficiencia del hígado.
  • La cirrosis hepática, alcohólica o de Laennec.
  • La fibrosis quística.
  • El síndrome nefrótico.
  • La hepatitis tóxica.

Estos son solo algunos de los problemas de salud que pueden relacionarse con la hipoazoemia en el paciente, por lo que resulta fundamental mantener sus valores en el rango correcto y consultar con el médico, en caso de percibir resultados anormales.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…